TAI CHI CHUAN

TAI CHI CHUAN 2017-11-29T09:57:22+00:00

Tai Chi Chuan

El Tai Chi Chuan es un arte marcial de origen chino que integra energía y respiración. Se basa en el propósito y la conciencia del movimiento. Favorece la expresión del sentimiento mediante el trabajo de cuerpo y espíritu.
Sigue el camino.

VENTAJAS

El Tai Chi se basa más en la flexibilidad que en la fuerza. Se caracteriza por movimientos circulares y lentos que pretenden hacer circular el chi (respiración) trabajando al tiempo el yin (energía). Afina la coordinación, enseña precisión y ayuda a canalizar la energía con el fin de alcanzar tus metas. Y presenta una ventaja muy importante: una vez aprendas, puedes practicarlo donde quieras y cuando quieras.

EL PROGRAMA

Antes de practicar Tai Chi, el cuerpo debe estar relajado y el espíritu calmado. Por lo tanto, la primera parte de la clase se dedica al calentamiento y a practicar ejercicios para entrar en calor, respiraciones y “Qi Gong” (ejercicios que aúnan mente, movimiento y respiración).

La segunda parte se dedica al Tai Chi estrictamente hablando. Se reserva para la práctica de la “forma”, la secuencia tradicional de los movimientos de Tai Chi, que cobra forma de lucha sin armas y a cámara lenta, frente a un oponente imaginario. La forma se aprende paso a paso. El quid es comprender los movimientos, recordarlos y aprender a practicarlos respetando las 10 reglas de oro del Tai Chi:

10 REGLAS DE ORO
  • Estirar la parte superior de la cabeza hacia el cielo
  • Elongar la espalda
  • Relajar la cintura
  • Relajar los hombros
  • Dejar caer los codos
  • Sincronizar la parte superior del cuerpo con la inferior
  • Unir exterior con interior
  • Separar lo vacío de lo lleno
  • Practicar fluidamente sin interrupciones
  • Buscar la tranquilidad a través del movimiento

El estudio de la “forma” se suele completar con ejercicios de “Tui Shou” o empuje de manos. Se practican por parejas para aumentar la sensibilidad ante la energía además de técnicas de autodefensa. Los alumnos avanzados pueden aprender asimismo a manipular armas como el bastón, la espada o la lanza.

La tercera y última parte de la clase se dedica a ejercicios destinados a volver a centrarse y a la meditación.

ESTIRAR

Los estiramientos después de una sesión de Tai Chi son necesarios algunos ejercicios de elongación para relajar.

Sentado, con las piernas estiradas delante de ti, cógete los dos pies y estíralos sin ejercer demasiada presión. Mantén la espalda siempre recta.

Sentado, con las piernas estiradas delante de ti y las piernas en la posición del loto. Cógete los dos pies y con los codos aprieta las rodillas empujándolos lentamente hacia el suelo.

Siéntate con las piernas cruzadas, estira los brazos por encima de la cabeza, junta las manos y estírate al máximo hacia arriba manteniendo la cabeza recta.