Todo sobre el Colesterol y los Triglicéridos

Colesterol bueno y Colesterol malo 2018-02-20T10:20:29+00:00

Colesterol bueno y Colesterol malo

El colesterol tiene que viajar unido a un medio de transporte o un “portador”: la lipoproteína de baja densidad (LDL) y la lipoproteína de alta densidad (HLD). El colesterol HDL (Colesterol bueno) y el LDL (Colesterol malo) se clasifican respectivamente por las tareas que cada uno realiza al transportar el colesterol por el cuerpo.

Así que, ¿En qué se diferencia el colesterol HDL del LDL? ¿Qué otros elementos y medidas habremos de tener en cuenta?

Colesterol LDL

Es el conocido como colesterol “malo” y es importante reducirlo al máximo. Cuando la concentración de colesterol LDL en nuestra sangre es demasiado elevada, el exceso se va acumulando lentamente en las paredes de las arterias, estrechándolas y volviéndolas más rígidas. Con el tiempo esto nos hace más propensos a sufrir un ataque cardíaco.

Junto a otros factores de riesgo, nuestro índice de colesterol LDL sirve para pronosticar el riesgo de una persona de contraer enfermedades cardiovasculares.

Colesterol HDL

Es el conocido como colesterol “bueno” y realiza funciones importantes para proteger el corazón. El colesterol HDL retira el colesterol de las paredes arteriales y lo lleva de vuelta al hígado. Por ello, se considera que el colesterol HDL nos protege frente a las enfermedades cardiovasculares.

Colesterol total

El colesterol total es el valor que indica el total de colesterol presente, que será en su mayor parte LDL y HDL. Esta cifra suele servir para calcular el riesgo de enfermedad cardiovascular. Hoy en día los expertos saben, en cualquier caso, que en este sentido el índice de colesterol LDL es mucho mejor indicador.